como reconoce una imprenta rapida

Casi al termino de la segunda década del milenio, si hay una característica que distingue a la empresa adaptada al nuevo tiempo es la rapidez y si es posible la antelación en el servicio; es decir, no solamente ser puntuales y comprometidos, sino también estar un paso por delante de las demandas de quien les encarga un trabajo, poniendo por delante y como prioridad el deseo, gusto, y propósito a alcanzar del cliente, conociendo previamente todo aquello que pueda necesitar.

Si estas frente al mostrador de una empresa que se identifique como una verdadera imprenta rápida, este será un objetivo absolutamente manejable, pues el personal de una empresa gráfica cuyo concepto sea prestar servicio en corto tiempo, sabrá que según sea la naturaleza del encargo, habrá cosas que en taller deben tenerse previstas.

Estas cuestiones antes dichas, se pueden determinar según sea el tipo de trabajo que se solicite y su finalidad. Es decir, si se trata de un encargo para una empresa de bienes y servicios donde se necesiten una cantidad considerable de ejemplares, pues entonces habrá que toma en cuenta un presupuesto adecuado, el cual no lesione la calidad de la materia prima a utilizar y que sea accesible al bolsillo de quien demanda por ejemplo, cien o doscientos o trescientos ejemplares de calendarios de mesa personalizados, o mil, o dos mil tarjetas de visita personalizadas.

En la imprenta rápida, se trabaja sobre la marcha, a pesar de trabajar previa reunión con el cliente, y ofreciendo asesoría continua, la manera de poner en marcha los pedidos, es mucho más inmediata, siendo los periodos de aprobación mucho más cortos, podría decirse que casi inmediatos, y poniendo el funcionamiento de diseñadores y maquinaria de impresión de manera simultánea, y sin largos períodos de espera.

Esta manera de laboral, conlleva un riesgo, pues para adelantar un pedido o varios, al mismo tiempo, y contra reloj, es necesario contar con personal experimentado, plenamente conocedor del área de la impresión, veloces en ideas para el diseño, y con nervios de acero que les permitan afrontar sin titubeos la elaboración de trabajos que deben estar terminados y en mostrador en muy corto de tiempo.

Otro de los factores que identifican a la Imprenta Rápida, es su capacidad de recibir y entregar al mismo tiempo una cantidad indefinida de trabajo, y de movilizar pedidos de última hora sin alterar el devenir diario del personal de taller; estos deben ser capaces de trabajar sincronizadamente para brindar agilidad y calidad cien por ciento garantizada a quien visite su sede.

Esta Imprenta, cuenta con estos requisitos antes mencionados; todo lo antes descrito, corresponde a nuestro día a día, en el que trabajamos más de ocho horas en jornadas ininterrumpidas de lunes a sábado, poniendo en manos de pequeños y medianos empresarios, así como en el de comerciales, emprendedores y particulares el producto de pequeño o gran formato que necesite para cumplir con sus necesidades personales, familiares y corporativas, contando en su totalidad con excelencia y altísima calidad.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario